Saltar al contenido

Loki, el dios del caos

loki

Loki era un dios de la mitología nórdica considerado como hijo de los gigantes Farbauti y Laufey, quienes también tuvieron a Býleistr, Helblindi, y unos cuantos más.

Uno de los primeros significados que recibe Loki en la mitología nórdica es el de “el origen de todo fraude” y tuvo la capacidad de mezclarse entre las deidades sin necesariamente tener un origen divino, pues era un jotun.

Tanto ganó la confianza de las deidades que Odín lo consideró un hermano más. Pero cuando causó la muerte de Balder, el hijo de Odín, obtuvo el mayor desprecio de parte de este y de todos los Æsir.

Lo capturaron, lo ataron a tres rocas y se dice que cuando logre liberarse entonces será el fin en el Ragnarök porque empezará la lucha más inclemente contras las deidades.

Loki, el dios del engaño

El “dios” Loki es una figura de la que poco se conoce en la mitología nórdica. Diferentes estudiosos concretan que su figura sigue siendo un misterio porque no existen trazas de un culto. Esto podría tener sentido, ya que nadie le rendiría culto al origen del mal, del caos y del fin del mundo.

Actualmente, existen algunos grupos neopaganos que ciertamente le rinden culto y se autodenominan los “Lokeanos”, elevándole así a una categoría menor divina.

Sin embargo, otros grupos como los Folkish consideran que estas creencias no tienen argumento o sustento como para ser consideradas divinas.

En otras fuentes se relaciona a Loki con los Æsir, pero es probablemente por la estrecha relación con Odín, no porque se le considerara un dios.

Para otras culturas

Loki es señalado como el homólogo de Lugh para los celtas. Mientras que los suecos, noruegos y daneses le suelen llamar “Loke”.

Su valor continuó a lo largo y ancho de la historia indoeuropea hasta años y siglos después, pues el compositor Richard Wagner presentó una forma de Loki bajo el nombre de Loge en la ópera “Das Rheingold”

Otras relaciones que podemos encontrar en diferentes leyendas son las de un gigante de fuego llamado Logi, cuya pronunciación similar, les hizo ser confundidos entre sí.

Teorías alrededor de Loki

Eruditos conciben a Loki como un espíritu de fuego que puede ser tan beneficioso como dañino. Pero hay quienes dicen que es simplemente una manera de confusión gracias a que “logi” quiere decir “fuego”.

En cuanto a su rol en los mitos, simplemente es considerado como una figura astuta que fue capaz de aparentar tal poder como para ser equiparado con Odín.

Historias de Loki

Una de las historias que reúne la Edda en Gylfaginning relata que Loki compitió contra Utgard –Loke, un rey gigante para saber quién podía comer más, pero este terminó perdiendo porque al final terminó devorando tanto los dios lokihuesos como el plato en el que se había servido.

Distintos nombres de Loki

Entre los diferentes nombres o acepciones que recibe Loki tenemos:

  • “Herrero mentiroso”
  • “Lengua de plata”
  • “Dios astuto”
  • “Transformista”
  • “Cambia formas”
  • “El astuto”
  • “Viajero del cielo”
  • “Mago de las mentiras”
  • “Dios de las travesuras”
  • “Dios del caos”

Características principales de Loki

Loki no es una figura cualquiera dentro de la mitología nórdica ya que dentro de sus características existe una personalidad que va más allá de ser vengativo o rencoroso.

dios loki

Su naturaleza es compleja e imprevisible

Nunca se sabía con qué podía salir Loki en cada aventura. Tenía una destreza especial para sorprender a las mismas figuras de gran poder, y jamás podrías prever cualquiera de sus pasos.

Una de las leyendas reza que le cortó el cabello a Sif, aunque luego los reemplazo. Una pequeña broma que luego reparó, pero no se sabía si la siguiente haría lo mismo.

Considerado un maestro en el arte del engaño

Tenía un poder especial con el cual inventar cualquier historia para separarla de lo real, sin tener en cuenta el peligro.

Estafador y poderoso

Pese a que no era un dios, Loki se colaba entre los más poderosos como un igual, siendo capaz de engañar hasta a la figura máxima de la mitología vikinga.

Era una especie de estafador, pero con un propósito mucho más oscuro que el querer ser algo más que un gigante, lo cual evidencia una especie de malicia y avaricia.

Sus bromas solían poner en apuros a algunos dioses

Loki no temía a los dioses más poderosos, de hecho llegó a ponerlos en apuros en más de una ocasión.

Además, fue capaz de tomar para sí cualquier tipo de botín, sin importar por encima de quien tuviese que pasar a fin de poder conseguirlo.

Loki, el padre de la serpiente Jörmundgander

Se casó con Angrboda y de ella tuvo tres hijos: el lobo gigante que acabaría con Odin, Fenrir; la serpiente marina destinada a acabar con Thor, Jörmundgander; y Hela, la diosa del reino de los muertos.

También tuvo dos hijos con Sigyn: Narfi y Váli (no debe confundirse con el hijo de Odín).

Tras la muerte de Balder causada por Loki, los dioses lo castigaron haciendo que Vali se convirtiese en un lobo que acabase con la vida de su propio hermano, Narfi. Las vísceras de este último se usaron para atar a Loki hasta el Ragnarök. Mientras, el veneno de las serpientes atadas por Skadi caía en la frente del Jotun.

Su esposa Sigyn sujetaba un cuenco para recoger el veneno, pero cuando lo vaciaba este caía en Loki y este se retorcía provocando terremotos.

Loki tuvo más hijos, como yegua fue capaz de engendrar a Sleipnir– un caballo de ocho patas que regaló a Odín- y en una historia reza que luego de comer el corazón de una mujer, Loki alumbró a un monstruo del cual no se conoce ni su nombre.